3/8/09

¿Arte?

Siempre me pregunté cómo hacen los grandes artistas para llegar a ser artistas. Por mucho tiempo pensé que eran grandes cantidades de dinero, publicidad o descendencia, y una cucharada de talento. Pero ahora lo dudo.

Cuando comencé a leer e interiorizarme me di cuenta que hacer magia no solo es engañar al amigo, familiar o desconocido de paso haciendo un "truquito" para entretener: es un poco más, y cuesta mucho trabajo. Por lo que mi poca experiencia me demuestra, existen "magos" y existen "truqueros". Un mago practica el arte de la magia. Un truquero, hace pequeños engaños por satisfacción personal o mero esparcimiento, pero no deja de hacer pequeñas trampas para engañar al espectador de paso. Para figurar un poco más a lo que quiero llegar, qué mejor que un ejemplo: Un mago puede aspirar a trabajar por una remuneración, un truquero lo dudo, a menos que no quiera volver a ser contratado. Ser mago necesita tiempo, dedicación, estudio, práctica, y mucho talento; es por eso que considero a la magia como un arte, que solo puede ser practicada por artistas. Suficiente por hoy. Espero algún comentario, no creo en verdades absolutas :)

Para terminar, leyendo una nota de René Lavand del año pasado en el diario El País (Fuente) observé algunas frases que me llamaron la atención sobre su concepción de la magia como arte.

A continuación las frases:
  • "Mi especialidad es el ilusionismo, el único arte que esconde la técnica para no matar la ilusión, no soy mago".
  • "Todo es técnica y una gran filosofía al respecto. Engañamos sin engañar, y teniendo en cuenta que todo arte es mentira... La única misión del artista, ya dijo Picasso, es convencer al mundo de la verdad de sus mentiras".
  • "Para cambiar las emociones, el fin de todo esto, a la prestidigitación se le añade expresión física, facial y corporal, con pausas que en conjunto deben terminar logrando el ritmo armónico necesario para que un juego se convierta en una composición".
  • "Gente que escribe muy bien sólo para mí, como Rolando Chirico o Ricardo Martín permiten añadirle belleza al asombro".
  • "No existe comparación posible entre David Copperfield y yo, aparte de una admiración mutua… Él camina por el mundo con cuatro toneladas de equipaje y dos millones de dólares, y yo con 50 gramos y los cinco dólares que vale una baraja. Pero la magia de la TV también permite proyectar la ilusión".


0 comentarios:

Publicar un comentario

Todo lo que diga podrá ser utilizado en su contra, por favor sea amable.

Se ha producido un error en este gadget.

Siguen este blog